Buenas noticias sobre la restauración del Baluarte de Berwick

Nos llega una buena noticia, como es la presentación del proyecto y anuncio de la restauración del Baluarte de Berwick. Sin duda unos restos que durante muchos años pasaron desapercibidos para los cartageneros de no ser por el pintoresco y popular negocio de venta de petróleo y serrín allí instalado y que utilizaba las galerías realizadas durante la Guerra Civil.

Este denominado baluarte, no era más que un puntal del trazado de dos cortinas de las primeras obras de amurallamiento realizadas por Felipe V previa a la definitiva Muralla de Carlos III. Muy posiblemente, por su situación mas retrasada y elevada sirviera de caballero al baluarte nº 2 (Lonja) de la Muralla de Carlos III. Estos restos fueron en su día tema de estudio e investigación por parte de AFORCA y colaboradores. Es una muy buena noticia que también agradecerán los Sanjuanistas el Martes Santo.

Esta fortificación, junto a Despeñaperros y Moros son las grandes asignaturas pendientes del patrimonio defensivo incluidos en la trama urbana de la ciudad y aún por restaurar.

En este enlace podréis obtener más información.

 

 

 

 

 


Publicamos la ficha de la Batería Antisubmarina de Isla Plana

Hoy publicamos una nueva ficha de la colección de castillos, fortalezas, torres y baterías del litoral de Cartagena. Se trata de la Batería Antisubmarina de Isla Plana.

En un principio, la intención era publicarla al realizar una de nuestras visitas guiadas a la Isla, pero en un reconocimiento previo comprobamos la existencia de un cartel con la prohibición expresa de transitarla debido a que se ha convertido en una zona de anidamiento y cría de gaviotas, las cuales, pudimos certificar la violenta reacción con que nos recibieron.

A este hecho se suma la necesidad de realizar esta posible visita en época estival y de cría ya que sería preciso recorrer el pequeño istmo andando con el agua hasta la cintura.


Desparece la linterna del muelle de La Azohía

No se trataba de un elemento de pura arquitectura defensiva militar, no era BIC, y ni siquiera estaba catalogado. Ninguna de las asociaciones que intentamos preservar y difundir el patrimonio habíamos caído en denunciar su oculta precariedad o atisbábamos el peligro que corría seguros de su simbolismo. Tampoco sospechábamos que los mismos vecinos o naturales de la entrañable población pesquera y que lo conocían desde su primer uso de razón asistieran indolentes a su destrucción.

Su origen se sitúa cuando los cañones Vickers que serían artillados según el Plan de Defensa de 1926 en las baterías de Cabo Tiñoso fueron desembarcados por el buque Brompton Manor en el Arsenal de Cartagena para desde allí ser trasladados a la población más cercana de la costa: La Azohía. Sería entonces preciso la construcción de un muelle cuyas dimensiones y calado fueran suficientes para que la grúa de la Armada; Sansón, con 100 tn de potencia pudiera desembarcar las voluminosas y pesadas cargas para ser acarreadas por tierra a sus respectivas baterías. Estas serían la del Atalayón; con 4 cañones antiaéreos de 105/43,5 mm, la de Jorel; con 4 cañones de costa de 152,4/50 mm y la de Castillitos con dos cañones de grueso calibre de 381/45 mm.

La obra fue encargada al capitán de ingenieros  Manuel Duelo Gutiérrez, autor de los proyectos de las baterías de la Chapa y Conejos, quien diseñó un pequeño puerto de 50 m de longitud por 8 m de ancho alcanzando un calado final de 3 m de profundidad, suficiente para que la grúa Sansón pudiera amarrar y depositar desde su plataforma los montajes sobre el muelle.

Su construcción comenzó en noviembre de 1930 y finalizó en septiembre de 1931. Complementariamente al muelle se construiría en su parte anexa a levante un pequeño varadero, una explanada a poniente de 150 m2 para el depósito de los montajes, una caseta para el cobijo de los materiales de construcción (desaparecida) y un pilar con un farol junto al arranque del muelle. En la construcción del muelle se emplearon hasta 380 bloques de hormigón fabricados en el mismo lugar y que sirvieron para cimentar la obra con la intervención de buzos de la Armada. Los tres elementos compartían una sencilla línea ornamental, como a modo de dientes de sierra siguiendo el planteamiento arquitectónico que caracterizaba a cada batería de manera única.

Finalizada la construcción del muelle pudieron trasladarse los montajes desde el Arsenal de Cartagena hasta La Azohía mediante la Grúa Sansón remolcada por El Gaditano y el apoyo de otras barcazas de la Armada, pero las dificultades y retrasos surgidos en las obras de fortificación de los asentamientos,  y especialmente en la construcción de una pista militar adecuada hasta las baterías de Cabo Tiñoso para el acarreo de los grandes cañones obligó a custodiar durante dos años en La Azohía las partes más sensibles en dos barracones de madera instalados, y las más voluminosas, a la intemperie.

Hace ya muchos años que se derribó la caseta de aperos de aquel conjunto, en un momento en que quizá no habían aparecido las asociaciones patrimoniales y la conciencia ciudadana aún estaba en otras sensibilidades, pero nada hacía sospechar que la remodelación de la Plaza De Juan Paredes de La Azohía anunciada este pasado mayo necesitara de la demolición del pequeño pilar de farol de 92 años de antigüedad para ceder su exiguo espacio a una nueva acera. Esto solo demuestra ignorancia, ausencia de inteligencia y alternativas, e insensibilidad por nuestro patrimonio e historia.

Parece que las asociaciones de vecinos, las oficinas técnicas municipales, las diversas áreas de patrimonio locales y regionales y la Demarcación de Costas trabajan en compartimentos estancos. Y, las asociaciones civiles sin ánimo de lucro nacidas para la protección de nuestro patrimonio no podemos asumir toda la carga de vigilancia y lucha sin la mínima sensibilidad o capacidad de cuestionarse de las instituciones.

Se ha perdido un pequeño y centenario símbolo que sustentaba parte del relato histórico y defensivo de esta entrañable población de las Tierras de Poniente. Lamentable.


Partes de las fortificaciones medievales

Las partes de las fortificaciones medievales y abaluartadas

Muchas veces utilizamos en nuestras publicaciones algunas palabras del rico y llamativo vocabulario utilizado en las fortificaciones militares. Muchas palabras nacieron con las primeras fortificaciones medievales, y aún se utilizaron hasta el último tercio del S. XIX cuando dejaron de construirse las fortificaciones reunidas a modo de castillos o fuertes en el sentido tradicional. No obstante, aún hoy día se utilizan, aunque más someramente, en las fortificaciones de campaña que siguen diseñando nuestros ingenieros militares.

Abajo mostramos parte de las mas utilizadas (son muchísimas más) en la fortificación medieval, y en la abaluartada.

 

Partes de las fortificaciones medievales
Partes de las fortificaciones medievales

 

Partes de las fortificaciones abaluartadas
Partes de las fortificaciones abaluartadas

Hermosas vistas desde el Caballero de Despeñaperros

Hoy domingo, una veintena de socios y simpatizantes de AFORCA hemos realizado una visita al Fuerte o Caballero de Despeñaperros, dentro de las que realizamos habitualmente para conocer y divulgar las fortificaciones de Cartagena.

El dificultoso acceso, empeorado por la gran cantidad de maleza y los desafiantes vuelos de las gaviotas, ha tenido su recompensa por las hermosas vistas del puerto, la ciudad y el resto de colinas, que se pueden contemplar desde su explanada superior.

Antes nuestro alcaide, Juan Lorenzo Gómez-Vizcaíno Castelló, nos explicó los avatares históricos del fuerte y de los refugios que se construyeron en el cerro durante la Guerra Civil para albergar a unas 900 personas, de los que pudimos ver sus accesos originales.

También contemplamos las obras de consolidación de los muros realizado por el Ayuntamiento de Cartagena, dentro del Plan Director que con la participación de AFORCA, marca las actuaciones a seguir para su restauración y rehabilitación.

Con esta actividad damos por terminado el programa de visitas, que volveremos a retomar después del verano.

Como siempre, nuestro cronista visual, Antonio García Heredia, tomó las imágenes que acompañan, a modo de resumen, a este comentario.


Analizamos la próxima visita a Despeñaperros

La próxima visita guiada que realizará AFORCA será el próximo domingo día 29 de mayo al fuerte o caballero de Despeñaperros. Se trata quizá de la fortificación mas degradada y desconocida por los cartageneros, y que tanto ha dado que hablar en los últimos años. Descubriremos que bajo ese aspecto de “muñón” de piedra se esconden elementos muy interesantes de fortificación.

Tratándose de fechas calurosas, y a pesar del corto recorrido previsto, nos concentraremos el próximo domingo día 29 de mayo a la 08:30 h en el aparcamiento del Adarve de la Artillería; al pie del cerro para iniciar la visita, en la que además de los restos del Fuerte, aprovecharemos para observar las entradas al refugio antiaéreo construido bajo el Fuerte durante la Guerra Civil.

La ficha de la visita la podéis consultar en las imágenes de esta misma noticia.

Ficha para visitar Despeñaperros
Ficha para visitar Despeñaperros

PRECISIONES AUNA PUBLICACIÓN DE LA VERDAD

Por otro lado, hemos de advertir ciertas puntualizaciones a la información publicada recientemente en el diario La Verdad  sobre el Castillo de la Atalaya, y en la que se hacen públicas algunas consideraciones que fueron realizadas por el Alcaide de AFORCA y recogidas de forma inexacta por su redactor.

Noticia publicada en La Verdad sobre el Castillo de la Atalaya
Noticia publicada en La Verdad sobre el Castillo de la Atalaya

Entre ellas, desde AFORCA precisamos que el sucesivo cierre de las fortificaciones que estamos sufriendo en Cartagena en aras de mantener su conservación o la seguridad de los visitantes es una mala noticia siempre que no vaya acompañado este cierre de una segura intención futura de su puesta en valor, al menos, a medio plazo y de alternativas para poder visitarlas mientras tanto de forma autorizada y controlada.

La idea de erigir la Atalaya como un Centro de Interpretación de la Guerra Cantonal fue una simple y válida sugerencia realizada a bote pronto durante la conversación con el periodista, y no una propuesta formal por parte de AFORCA.

La alusión a la participación de la Autoridad Portuaria de Cartagena en la reconstrucción de las fortificaciones fue en relación al Frente Derecho y Cuartel de Fajardo, y no, al Castillo de la Atalaya donde la Autoridad Portuaria no tiene competencia alguna.

Por último, precisamos que el Castillo de la Atalaya fue la fortificación más activa y la que mantuvo la lucha Cantonal, y no donde se <<generó>> como transcribe el reportero.

No obstante, y a pesar de estos malentendidos, la noticia es positiva por cuanto demuestra una vez más el interés que suscita este patrimonio y la cada vez mayor demanda social para su inmediata puesta en valor.


Recorrimos la Atalaya, protagonistas de la Guerra Cantonal

El domingo 3 de abril, socios. amigos y simpatizantes de AFORCA, hemos realizado una visita al Castillo de la Atalaya, dentro de las actividades que desarrolla la asociación para dar a conocer el rico legado patrimonial de fortificaciones que atesora Cartagena.

A las diez de la mañana. nos concentrábamos en los aledaños del Castillo, junto a los repetidores de comunicaciones, donde nuestro alcaide-presidente, Juan Lorenzo Gómez-Vizcaíno Castelló, ha iniciado las explicaciones y el recorrido.

Durante el mismo se han desgranado detalles de la historia de este Castillo, uno de los cuatro existentes en el exterior de la muralla de Carlos III, que se construyeron tanto para defender como para dominar la ciudad y su puerto.

No han faltado las alusiones a su destacado papel durante la Guerra Cantonal y cuya rendición supuso el fin de la aventura federalista; tampoco la de su utilización como “cheka” durante la Guerra Civil.
Tras recorrer su foso nos hemos adentrado en el Castillo donde hemos visitado su patio de armas y dependencias, todas ellas en un buen estado de conservación, a excepción de algunos elementos, como el antiguo cuerpo de guardia y las letrinas, que amenazan su desplome.

La Atalaya, propiedad en la actualidad del Ayuntamiento de Cartagena, es uno de los castillos cartageneros que se encuentra en mejores condiciones para su utilización, dada la amplitud de sus dependencias en las que llegaron a albergarse a 200 personas: si bien uno de sus principales inconvenientes es su estrecho y escarpado acceso.

Próximamente organizaremos otra nueva visita a otra de las fortificaciones cartageneras, a la que desde aquí invitamos a sumarse.

Exterior de la fortificación
Detalle de la aspillera
Socios, amigos y simpatizantes de AFORCA en su visita a la Atalya
Dependencias interiores de la Atalaya
Dependencias interiores de la Atalaya
Detalle exterior de una aspillera
Subida a la Atalaya
En la entrada al Castillo

Domingo, 2 de abril, nueva fecha para visitar la Atalaya

Queridos socios y simpatizantes, os emplazamos a la próxima visita guiada al Castillo de la Atalaya para el domingo día 3 de abril. Es la que íbamos a realizar el pasado 20 de marzo y tuvimos que suspender por el mal tiempo.

Transcurridos casi cinco años desde que vistamos por última vez esta “joyita” del sistema de fortificación abaluartada, repetimos e iniciamos un nuevo ciclo de excursiones en el que pretendemos mostrar y difundir nuestro patrimonio de fortificaciones militares y conseguir el aprecio de los cartageneros. La excursión está abierta a todos los socios, amigos y senderistas en general que nos quieran acompañar y apoyar la labor de AFORCA.
Al igual que hicimos en la visita al Roldán, y con el ánimo de que todas las personas, familias, infantes y mascotas puedan llevar su propio ritmo, el acceso será por libre utilizando cualquiera de los tres senderos de acceso, fijando como punto de reunión la pequeña explanada hormigonada de aparcamiento a escasos metros del castillo. La hora de reunión la fijaremos a las 10:00h en aquel aparcamiento.

 

Como siempre, haremos un detenido recorrido por los fosos, adarves y estancias del castillo donde contaremos sus características defensivas, misiones, historia, empleo de cañones, etc.
Os esperamos con la confianza de que esta vez nos acompañe el buen tiempo.

Puedes seguirnos también a través de nuestro canal de Telegram: https://t.me/aforcact


Suspendida la visita a la Atalaya por la lluvia

Hemos estado esperando hasta el último momento, pero todo parece indicar que va a seguir lloviendo toda la mañana, por lo que suspendemos la visita guiada de hoy domingo, 20 de marzo, a la Atalaya. Próximamente anunciaremos cuándo la realizaremos.

Preparamos la excursión guiada a la Atalaya el domingo 20 de marzo

Queridos socios y simpatizantes, os emplazamos a la próxima visita guiada al Castillo de la Atalaya para el domingo día 20 de marzo.
Transcurridos casi cinco años desde que vistamos por última vez esta “joyita” del sistema de fortificación abaluartada, repetimos e iniciamos un nuevo ciclo de excursiones en el que pretendemos mostrar y difundir nuestro patrimonio de fortificaciones militares y conseguir el aprecio de los cartageneros.
La excursión está abierta a todos los socios, amigos y senderistas en general que nos quieran acompañar y apoyar la labor de AFORCA.
Al igual que hicimos en la visita al Roldán, y con el ánimo de que todas las personas, familias, infantes y mascotas puedan llevar su propio ritmo, el acceso será por libre utilizando cualquiera de los tres senderos de acceso, fijando como punto de reunión la pequeña explanada hormigonada de aparcamiento a escasos metros del castillo. La hora de reunión la fijaremos a las 10:00h en aquel aparcamiento.

Como siempre, haremos un detenido recorrido por los fosos, adarves y estancias del castillo donde contaremos sus características defensivas, misiones, historia, empleo de cañones, etc.

Os esperamos.