Castillo de Despeñaperros

Descripción

Situada en la colina de Despeñaperros, sobre una cota o altura de 55 mts. Es una de las cinco colinas que rodeaban la antigua Mastia, siendo la más oriental, en donde cuentan que tuvo su templo el dios romano Vulcano, que podía ser adorado por los púnicos bajo la advocación de «Chousor», el dios del fuego, hierro y de las herrerías o fraguas, entendido en oráculos y conjuros, también es identificado con el dios griego «Hefestos».

Sus nombres en la historia fueron: por los púnicos: Hephaistos, Polibio le llamó: Phesto, Vulcano, Jerónimo de Hurtado le llamó: Cabezo de la Cruz, o Cabezo de las Bruxas, y actualmente Monte Despeñaperros, estando ubicada muy próxima al recinto universitario.

En la segunda mitad del Siglo XIX, se construyó en su cumbre un fuerte dotado de artillería, con la misión de proteger Las Puertas de San José y el Castillo de Las Moros.

El coronel Idelfonso Sierra, en su informe de 1.845, decía: <<…Este fuerte es de suma utilidad, sirve de Fuerte Caballero inmediato a la Puerta de San José para defender las avenidas que descubre por su elevación que son muy interesantes y además bate por su gola al fuerte avanzado del CABEZO de los MOROS que es, según se ve el objeto de su construcción; puede además, bien compuesto y pertrechado servir de asilo, en un caso desgraciado, a la guarnición para una capitulación honrosa, pues está aislado y casi por todas partes inaccesible.>>.

Perdió su vigencia defensiva a principio del Siglo XX, cuando las Murallas se entregan a la Ciudad.

En La actualidad ha pasado a formar parte del Campus Universitario de Cartagena, que para darle acceso en el año 1.999 se tuvo que desmontar parte de la falda del lado Este.