pulsa aquí para volver a la página inicial de Aforca
separadorseparador
  G a l e r í a   f o t o g r á f i c a  
separador
          A c t i v i d a d e s     d e     l a     A s o c i a c i ó n     

Púlse sobre cada una de las fotos para ver el álbum correspondiente (mejor con pantalla completa y resolución de 1024x768 píxeles):
pulsa aquí para ver los cuatro álbumes en que se ha fraccionado la Operación Almansa. (768 fotos) -
Cuatro álbumes con un total de 768 fotos
Crónica de la Operación
"Almansa"

26 y 27-04-2.014
Han colaborado:
Luis Villalba, Pilar Morales, Melchor Miguel Amate, Gabriel Peche, Agoviz y Angahe.

VIAJE A ALMANSA (ALBACETE).

FINALIDAD: Asistir como espectadores a la Recreación internacional de la "Batalla de Almansa (1707)" y visitar el Castillo del siglo XIV.

DIA 26 (sábado).-

        El motivo de esta visita fue el asistir a un espectáculo que se desarrolla en esta localidad y que recrea la batalla que tuvo lugar allí, el 25 de abril de 1707, durante la Guerra de Sucesión española.
        Salimos de nuestra ciudad, a bordo de un magnífico autobús de la empresa Belmonte, el sábado veintiséis a las ocho de la mañana, éramos cuarenta y siete entre socios e invitados, el día estaba apacible y nos prometía una feliz excursión.
         Una vez emprendida la marcha, como es costumbre en nuestra asociación, se rezó una oración para imprecar la ayuda divina en nuestro viaje. A continuación, y siguiendo con las costumbres establecidas, se comentaron unos breves retazos históricos, esta vez sobre la Guerra de Sucesión, el por qué ocurrió y a grandes rasgos su desarrollo, para poner a los visitantes al acto en antecedentes de lo que íbamos a ver.
        Después de una pequeña parada para desayunar en una cafetería de carretera reanudamos la marcha y llegamos a destino alrededor de las once.
        El Hotel Blu, donde nos alojamos, es un moderno establecimiento de cuatro estrellas que está un poco a las afueras de la villa pero que conecta con ella por una agradable y corta avenida flanqueada por árboles que hacía ameno el paseo.
        Después de tomar las habitaciones y dejar allí las maletas, emprendimos la ida hacia el campamento donde estaban las diferentes fuerzas que habrían de tomar parte en la batalla, donde se respiraba un ambiente muy inspirado en la época pues todo era bullir de uniformes de los diferentes batallones que iban a luchar por la tarde.
        Es de destacar que, aparte de las tropas formadas por los vecinos de Almansa para esta recreación histórica, toman parte tropas venidas de Francia, Italia e Irlanda y era de ver a los diferentes personajes con sus uniformes de época, sus pelucas, sus armas, sus tiendas, etc. hablando cada uno en su idioma, parecía como si de repente fuese a presentarse el archiduque don Carlos o su majestad Felipe V.
        También las caballerías trotaban por aquí y por allá dando esplendor a los preparativos, un airoso escuadrón de caballos blancos, que pertenecían a las tropas franco-españolas, y un grupo también muy bizarro de caballos castaños pertenecientes a los austracistas. Los caracterizados como el mariscal Berwick, que por cierto se hospedaba en nuestro hotel, y el general Galway, paseaban sus indumentarias y sus rizosas pelucas caracoleando en briosos corceles.
        Una vez visto el campamento nos dirigimos por grupos hacia la parte central del pueblo donde había instalado un mercado artesanal de época donde pudimos ver diferentes puestos con cerámica, manualidades varias, productos gastronómicos, bisutería, etc. todo presidido por la imponente mole del castillo que se alza justo en medio del casco viejo.
        Como la comida en el hotel estaba prevista para las trece treinta, emprendimos la marcha hacia allá no sin antes degustar las "tortas de batalla" que se ofrecían en los chiringuitos del mercado.
        Llegados al hotel, nos sirvieron un rico almuerzo consistente en entremeses variados, ensaladas, paella, postres y café, todo ello regado con vino, agua, cerveza y el buen humor reinante.
        Tras conceder un rato al obligado descanso en las cómodas habitaciones del hotel, nos dirigimos hacia el sitio donde se iba a librar la batalla, previamente se habían adquirido las localidades para las tribunas que circundan el escenario bélico, situado en una gran extensión de campo abierto próximo a la ciudad y donde también se situaba el campamento antes visitado.
        Como precedente, las fuerzas de caballería estuvieron haciendo varios ejercicios de calentamiento al paso, trote y galope, después y con precisión horaria, las dieciocho horas, empezaron a disponer los dos ejércitos su líneas de batalla con sus banderas al viento y al redoble de sus tambores: los austracistas se internaron en una gran arboleda próxima para aparecer por el lado más alejado de la villa y sentar allí sus reales, con artillería incluida; los borbónicos se alinearon en el lado más cercano a la villa frente por frente con sus enemigos también con su caballería y su artillería.
        Un narrador iba informándonos de los distintos aspectos de la batalla, de pronto un ensordecedor estruendo nos apercibió que la artillería había empezado a castigar el bando enemigo por ambas partes, las columnas de humo se sucedían, en esto entra la caballería en acción intentando doblegar al bando contrario y después tras grandes escaramuzas de los de a caballo, avanzan las infanterías en línea con sus mosquetones de chispa, empiezan a caer las bajas pero las líneas siguen impertérritas avanzando. Es de notar lo bien reflejado que estaba el trabajo de las llamadas "cantineras", es decir las mujeres que seguían a los ejércitos, y a veces llegaban a sentar plaza en ellos, cuya labor era ambigua, tanto dar de beber a los hombres en batalla, auxiliar a los caídos, remendar desgarrones de la ropa, etc. una labor no reconocida como casi todas las que en aquella época hacían las abnegadas mujeres.
        La lucha seguía y se llega al cuerpo a cuerpo donde grupos de esgrima, venidos a tal fin, daban color a los diferentes grupos en liza, aumentan los "caidos" que son auxiliados por las cantineras... al fin y, como en realidad nos cuenta la historia que pasó, el mariscal Berwick realiza una maniobra envolvente sobre el ala izquierda enemiga de forma que dispersa las tropas contrarias lo que le hace obtener la victoria.
        Según nos contaron en Almansa es significativo el personaje de "El Vitorero", que fue el joven que, una vez terminada la batalla, llevó al pueblo la noticia de la victoria de los borbónicos a la voz de ˇAGUA!. Los descendientes directos del Vitorero inicial han ido pasándose el "cargo" de padres a hijos y el actual vive en Almansa y es uno de los personajes públicos de la villa.
        También es, al parecer, significativo de la ciudad el grito de ˇAGUA! y lo pudimos comprobar cuando al terminar la batalla un grupo numeroso asistimos a la Misa que se celebraba en la Iglesia de la Concepción y que estaba dedicada a la patrona de la ciudad, la Virgen de Belén, fue una celebración muy bonita y muy concurrida, pues bien, al finalizar toda la ceremonia y dar los ˇvivas! correspondientes a la Virgen y a Almansa todos a la vez gritaron ˇAGUA!.
        Como la cena era libre, por grupos nos fuimos perdiendo por las calles del casco viejo buscando algo de cena y descansar un rato, bastantes coincidimos en un restaurante con el atípico nombre de "El Gastrobar del 7" donde degustamos unas "cazuelitas de la batalla" de muy buena ejecución y mejor sabor.
        Regresamos al hotel, cansados pero contentos y dado lo cómodo de las camas nos rendimos a un bien ganado reposo.

DIA 27 (domingo).-

        El segundo día, se había programado, para los que quisieran, la subida al castillo, se dijo que sobre las once nos reuniríamos en la puerta del mismo.
        El desayuno, que era de ocho a once de la mañana, nos reunió otra vez. De tipo autoservicio, tomamos lo que cada uno tuvo a bien ya que el buffet estaba muy bien provisto.
        Conforme íbamos terminando nos fuimos yendo hacia el castillo. Emplazado sobre una cresta natural presenta unos empinados torreones, patio de armas y torre del homenaje. Se advierte que ha sido restaurado y en el patio de armas todavía se ven restos de excavación por lo que se aprecia que continúa siendo estudiado.
        Pocos fueron los que subieron a la torre del homenaje aunque si bastantes que subimos hacia las terrazas inferiores desde donde se podía abarcar una magnífica vista de la ciudad y alrededores.
        A la bajada del castillo, pudimos ver el acto de izado de las banderas que se desarrolla también cada año y que consiste en enarbolar las de todas las naciones que participaron en la mencionada Guerra de Sucesión española que como es bien sabido constituyó una contienda continental. Al final se iza la bandera de la Comunidad Europea queriendo significar la paz entre las naciones que la componen. Fue seguido de un desfile de todas las fuerzas participantes con autoridades y banda de música.
        Terminado este acto, el ambiente seguía en las calles, nosotros iniciamos el viaje de regreso al hotel para comer, allí nos esperaba un típico gazpacho manchego precedido de entremeses y seguido de postre y café de lo que dimos sobrada cuenta. Después de un rato, que unos emplearon en descansar y otros en pasear la abundante comida, cogimos el autobús de vuelta a casa y sin contratiempos llegamos a Cartagena sobre las siete de la tarde.
        Otro viaje feliz de AFORCA en el que reinó la amistad, el buen humor y los objetivos culturales que siempre nos son queridos.
.

                La Cronista: Pepa Ortín García

(Se recomienda ver el álbum a pantalla completa, pulsando F11.)

-

      Si deseas contribuir con alguna foto que tengas antigua o moderna, relacionada con el tema, puedes enviarla, preferentemente con dimensiones no inferiores a 800 x 600 píxeles, a la dirección siguiente:

Mi correo
Antonio García Heredia: angahe@aforca.org

separadorseparadorseparador

pulsa aquí para volver a página de entrada de la Galería Fotográfica correspondiente a las Actividades de la Asociación.pulsa aquí para retornar al inicio de esta páginapulsa aquí para volver a la Galería Fotográfica de Aforca.


Copyrait   Aforca - Cartagena, Abril de 2.014 - All rights reserved
separadorseparadorseparador